Ir al contenido

Logo de AGESIC

Innovaciones al Derecho Informático en la Ley de Presupuesto

La nueva Ley de Presupuesto Nacional, N° 19.355, promulgada en diciembre de 2015, generó normas importantes respecto al desarrollo del Gobierno Electrónico. En ese marco y en la órbita de Agesic, creó el Proyecto “Trámites en Línea” con el objetivo de promover y desarrollar estrategias de simplificación, priorización y puesta en línea de trámites en todas las Entidades Públicas.

Para cumplir con este propósito es necesario que las Entidades realicen un proceso de simplificación de sus trámites, siguiendo los lineamientos de Gobierno Electrónico, adoptando procedimientos más sencillos, exigiendo a los interesados únicamente el cumplimiento de aquellos requisitos y etapas indispensables.

Para el desarrollo de este proceso, la ley establece ciertos deberes para las Entidades Públicas. Entre ellos, el de no solicitar copias de la documentación presentada por los interesados cuando puedan obtenerse a través de medios electrónicos, ni solicitarles información que pueda obtenerse de otras Entidades Públicas. Asimismo, obliga a éstas a publicar en su sitio Web y en el Portal del Estado Uruguayo cada uno de los trámites que ofrecen, con la indicación precisa de todos los requisitos que el interesado debe cumplir para realizarlos, el costo total que debe abonar, el plazo máximo de duración del trámite y la dependencia donde debe realizarse. Las Entidades no pueden exigir a los interesados requisitos que no fueron previstos en la publicación y son responsables de revisar en forma periódica la información divulgada en los sitios Web y de exhibir la fecha de la última revisión.

Un Estado centrado en las personas

Bajo la premisa de que el Gobierno Electrónico implica una nueva forma de vinculación entre el Estado y las personas, la ley reconoció el derecho que tenemos todas las personas a relacionarnos con las Entidades Públicas por medios electrónicos, además de los canales tradicionales.

Para hacer efectivo ese relacionamiento estableció como obligatorio que las Entidades Públicas constituyan domicilio electrónico, con el fin de acompasar la adopción de las nuevas tecnologías respecto al relacionamiento entre ellas y las personas, así como para el uso de medios electrónicos para la notificación de sus actuaciones a los interesados.


También fue necesario atender algunos aspectos relativos al intercambio de documentos entre los interesados y las Entidades Públicas. Para ello, se establecieron disposiciones respecto a la autenticidad de las copias electrónicas de documentos emitidos originalmente en soporte papel, las copias papel de documentos electrónicos y las copias electrónicas de documentos electrónicos.

Otro punto de interés de la nueva normativa es la incorporación de la obligación de las Entidades Públicas de publicar como mínimo en formato abierto, la información que refiere la Ley de Acceso a la Información Pública para el cumplimiento de sus deberes de transparencia activa. Esta obligación permite que los datos puedan ser reutilizados por cualquier persona para crear nuevos servicios o nueva información.
En definitiva, estas disposiciones pretenden brindar herramientas que permitan continuar construyendo un Estado más eficiente y centrado en las personas, fomentando la inclusión y la apropiación a través del uso de las nuevas tecnologías.


26/02/2016

Compartir en:

Enviar a facebook Tweet esto Enviar a LinkedIn Enviar a Google+ Compartir en Whatsapp